Videoconferencia 01

1369234680_videoconference

El día 6 de junio a las 18:00 horas de Madrid (España), dio comienzo la primera videoconferencia del Webinarid 2013. Si no pudiste verla en directo, te dejamos con el vídeo editado del evento.

Como siempre, te invitamos a que compartas con nosotros tus impresiones, preguntas, comentarios, etc.

Vídeo de la videoconferencia:

18 respuestas a Videoconferencia 01

  1. Paola dijo:

    Lamentablemente no pude participar de la videoconferencia pero, luego de escuchar la grabación, felicito a los ponentes, como también a los organizadores de este webinar.
    Si bien se han centrado en el análisis del sistema educativo español, debo decir que la problematica no dista en lo que respecta al sistema educativo en Argentina.
    Sin dudas los cambios sociales como también la inclusión de las tecnologías han impactado en la escuela, pero también es cierto que las tecnologías “Per se” no producen las tranformaciones, y creo que los ejemplos están a vista. El cambio tiene que ser de tipo estructural, también en lo que respecta a la formación inicial docente. En Argentina la formacion docente no depende de la Universidad sino de Institutos terciarios, sin embargo, la problemática es la misma que la que se ha tratado en el webinar.

  2. Siento no haber podido asistir en directo a la videoconferencia y plantear preguntas/respuestas en diferido.
    Parto del hecho comprobable de que tanto muchos/as docentes como la administración educativa han hecho un esfuerzo considerable por adaptarse al uso de las TIC e, incluso, a la web social; aunque esto último tropiece con enormes obstáculos de infraestructura y de motivación en las personas que no utilizan las redes sociales en su vida cotidiana o en otras esferas sociales. En consecuencia paradójica, ¿por qué no se utiliza la web social: aplicaciones, escenarios, interacción, aprendizajes invisibles, con el fin específico de favorecer la inclusión y promover la participación de los aprendices con dificultades de origen social, además de quienes tienen necesidades educativas especiales?
    Añado que la llamada brecha digital es salvable y, de hecho, es salvada por los propios adolescentes y jóvenes en su vida fuera del recinto educativo. Prácticamente todos, a partir de los 13/14 años, son usuarios de redes sociales, aun cuando sus hogares carezcan de conexión. Y este acceso no ha disminuido a pesar de la terrible crisis económica y su impacto en términos de pobreza y exclusión de otros bienes sociales. Los aprendices siguen iniciándose en el medio digital; urden tramas y estrategias de afrontamiento, comparten recursos o utilizan espacios públicos con conexión. Absurdamente, esas estrategias producen conflictos en los propios centros, dada la prohibición del uso de móviles y la persistente clandestinidad de muchas prácticas comunicativas, hasta con los miniportátiles que los adolescentes han recibido de los programas 1×1.
    Si nos interesa disminuir el llamado fracaso escolar en tiempos de crisis, podríamos comenzar por investigar dichas estrategias y, sobre todo, bajar al terreno de la vida. En vez de ahondar el nudo y dramatizar la tragedia, entretener y motivar a todos los aprendices con propuestas divertidas y, a la vez, críticas con los contextos que provocan desigualdad. Entiendo que esa es la faceta más pedagógica de la innovación actual.
    Ejemplos:
    1) PBL:
    Proyéctate: http://proyectate.ning.com/
    2) Educación expandida:
    https://sites.google.com/site/elbarcodelexilioguiadeviaje/home
    La respuesta comienza por asumir que la formación del profesorado es fundamental, según han puesto de manifiesto casi todos los intervinientes en la videoconferencia. Ahora bien, el mejor atajo en el camino de afrontar el fracaso pasa por conocer y apoyar los espacios colaborativos donde se hacen visibles y compartibles prácticas de éxito en la inclusión social por medio de las TIC. La iniciación de los docentes (aspirantes o en activo) en las redes y los proyectos ya existentes podría ser facilitada por las universidades. “La universidad per se ha de ser innovadora”, decía el profesor de Pablos, “no solo en la investigación sino también en la enseñanza” o la formación de formadores, matizaba Lourdes Romero.
    Quizá sería más factible -de acuerdo con algunos ponentes que así lo han resaltado- si aumentase la colaboración entre los departamentos universitarios y las redes de innovación educativa, no solo con los poquísimos centros que gozan de proyectos innovadores y atraen, lógicamente, la atención de quienes investigan.
    ¿Son los MOOC el mejor medio para lograr ese propósito? Precisamente porque estoy de acuerdo con muchos planteamientos del conectivismo, dudo que sea el más idóneo, debido a su carácter masivo. El hecho estadístico de que haya muchos docentes necesitados de formación y pocos formadores no se traduce automáticamente en la masificación de los cursos. Aunque parezca utópico, habrá que fijarse en cómo resuelven ese dilema países como Finlandia.
    Otro atajo posible sería exigir por ley que los directores de centros sirvieran de engranaje en la conexión universidad-redes-escuela, en contrapartida al tremendo poder que han acumulado. Al menos, de esa manera dejarían de actuar como un frente antipedagógico (si me remito a mi propia experiencia), salvo contadas excepciones.

  3. Gustavo Tola dijo:

    La escuela no esta respondiendo a los cambios actuales en todos lo ambitos, es decir los proble,as sociales, económicos, el avance de la ciencia y la tecnología exigen que los profesores se actualizen continuamente por para estas nueva generaciones ya no resulta atractivo el uso de un pizarron una tiza, se necesita que se integre al proceso de enseñanza aprendizaje los medios tecnologicos y realmente hacer que la escuela responda a las necesidades del entorno; es decirr que la escuela no este aislada de los problemas del contexto y sobretodo todo lo que el estudiante aprenda le sirva parta construir un fututro digno y promisorio

  4. Irene dijo:

    Buenas tardes!
    Me sumo a las felicitaciones por parte de la organización y los y la ponente… muy interesante, muy dinámico todo y muy buenas aportaciones.
    Personalmente me ha gustado mucho las reflexiones acerca de la formación del profesorado. Como investigadora en pleno proceso de tesis doctoral, creo que es cierto que la investigación en educación muchas veces está alejada de las realidades educativas. Quizás las exigencias académicas hacen que perdamos la aplicación práctica para la acción social y la reflexión sosegada sobre nuestras realidades y problemáticas.
    Por otro lado me suscribo a la idea tan repetida en el foro de debate y en los comentarios de esta primera conferencia, y es la falta de equidad en la educación como una de las causas del fracaso de las instituciones educativas y esa pregunta tan recurrente de… para qué educamos…
    Seguimos debatiendo y pensando!
    Gracias

  5. heliana15 dijo:

    Foi maravilhoso o debate de hoje, espero que o próximo seja tão bom quanto este.

    Percebemos que em todos os lugares se passa o mesmo quanto ao fracasso escolar. Os fatores/causas estão muitas vezes centrados em nos estudantes e suas carências de todas as espécies, assim como na família e seus problemas socioeconômicos e culturais, etc., na qualidade da formação dos professores e sua incapacidade de superação das falhas e nas políticas publicas. Estamos todos buscando soluções. Quem sabe com este grande debate no Webinar poderemos vislumbrar alguma luz no fim do túnel.

    Fue maravilloso para el debate de hoy, espero que el siguiente sea tan bueno como este.

    Nos damos cuenta de que en todas partes se pasa lo mismo cuanto a lo fracaso escolar. Los factores / causas a menudo se centran en los estudiantes y sus necesidades de todas las especies, así como los problemas de la familia y su contexto socio-económico y cultural, etc. a la calidad de la formación del profesorado y su incapacidad para superar las fallas y también en las políticas públicas. Todos estamos en busca de soluciones. Quién sabe con este gran debate el Webinar puede vislumbrar algo de luz al final del túnel.

  6. Mª Dolores Fernández Tilve dijo:

    Felicidades a los ponentes y al moderador por esta primera conferencia en Webinar. Ha sido estupenda y fascinante. Me ha ayudado a reconsiderar mis planteamientos y a formular nuevos interrogantes.
    Está claro que la formación inicial (sobre todo) y continúa del profesorado está, más que nunca, en el punto de mira. En este sentido, se observa, día a día, importantes desencuentros entre la escuela y la universidad. Algo tenemos que hacer para buscar mayores vínculos entre una y otra. En definitiva, apaliar estos desafectos existentes.
    Quizás, a lo mejor, sería deseable aproximarnos más al mundo de las prácticas y de los propios prácticos. Aprender a escucharlos más y reflexionar con ellos. Posiblemente, en otras cosas, nuestra actividad investigadora (por ejemplo) tenga mayor incidencia en los procesos de enseñar y aprender y en las políticas educativas. Por otra parte, el compromiso, personal y profesional, de todos también es necesario aquí.

  7. También me sumo por aquí a las felicitaciones a tod@s, expert@s y compañer@s, por esta 1ª videoconferencia. Gracias. Nos seguimos leyendo en los foros, Facebook, twitter…

    Un saludo,
    Ana A. Jurado

  8. Esther Prados Megías dijo:

    ¿Cómo hacer que al profesorado que está día a día en la escuela, en los institutos les lleguen estas reflexiones, para que les apasione, el día a día?

  9. Verónica Walker dijo:

    En mi país (Argentina) las problemáticas de la formación inicial de los docentes son similares a las que los ponentes plantearon. Dicha formación no está en manos de las universidades, sino de institutos dedicados específicamente a tal formación ¿Qué cuestiones -que parecen no atravesar exclusivamente a la universidad – creen que pueden estar incidiendo en la formación de los docentes?

  10. Belén Negrete dijo:

    Yo pienso que la escuela va más allá de ser una simple transmisora de conocimientos. Un profesor no sólo transmite conocimientos, también ayuda en la formación en valores humanos (la verdad, la justicia, el respeto, la dignidad, la fortaleza, entre otros).
    Asimismo, educa en las emociones para construir un mundo más humano.
    Por tanto, pienso que la escuela no está fracasando, sino que se está confundiendo su misión al reducirla a ser una simple transmisora de conocimientos. La escuela es mucho más que eso, y reviste una gran complejidad que requiere ser analizada por todos los actores que la componen.

    • Laura Pérez Granados dijo:

      Comparto tu comentario. La función de la escuela es mucho más que la mera transmisión de datos. La educación conlleva todo esos elementos que señalas. El profesorado debe asumir su compromiso y garantizar los principios de justicia social.

Los comentarios están cerrados.