Mira y opina

Mientras esperamos el comienzo del Webinar, te animamos a que mires estos dos sugerentes vídeos que hemos encontrado en la red donde cuestionan el actual modelo de escolaridad desde planteamientos bien diferenciados y compartas con nosotros lo que te sugieren.

El primero de ellos es un vídeo titulado “No dejaré que el resultado de un examen decida mi destino“. Es en inglés pero con subtítulos en español. Está elaborado por un activista cultural norteamericano llamado Sulibreezy.

El segundo videoclip se titula “¿Por que los niños se aburren en la escuela?” y es un montaje audiovisual elaborado a partir de distintas entrevistas y reportajes del programa de Televisión Española titulado REDES.

Te animamos a que después de la visualización de estos vídeos compartas con nosotros las ideas, reflexiones o emociones que te han transmitido sobre el papel de la Escuela como Institución Sociocultural Educativa: ¿está en crisis? ¿es una institución que educa o adoctrina? ¿tenemos alternativas?… Éstas, entre otras, podrían ser algunas de las cuestiones sobre las que opinar.

24 respuestas a Mira y opina

  1. Estos dos vídeos me han resultado una exquisita introducción a los debates que en los próximos días tendremos en #webinarid. Aún no he construido respuestas a la pregunta magna “¿Está fracasando la escuela como institución sociocultural?”, pero estos dos vídeos parecen clarificar que tiene mucho sentido realizarnos esta pregunta. Algo falla en la escuela, parece evidente, pero ¿qué?

    Extraigo dos ideas. Una ligada a la relación pedagógica de enseñanza – aprendizaje y que en estos vídeos se identifica como elemento motivación. ¿Es el docente el que no motiva? ¿O es el alumno el que no está motivado? ¿Es quizás el curriculum el que encorseta a unos y a otros?
    El alumnado parece no encontrar transferencia a los contenidos curriculares y una parte no se siente cómodo con los métodos didácticos; la finalidad del sistema escolar parece estar desdibujada en la actualidad; el profesorado parece querer y no poder (ratio, estándares, falta de apoyo…).

    Otra ligada a las implicaciones e influencias de familias y sociedad en el sistema educativo. Del primer vídeo podemos inferir que las familias concuerdan con la reproducción del sistema de aprendizaje que han vivido por desconocimiento de alternativas, no estoy segura de que sea así en una mayoría de los casos, ni que lo fuese si una tarea del sistema educativo fuese la formación de padres y madres. Las leyes de educación en España han dado cabida a las familias en las decisiones escolares a través de los consejos escolares, también algunas escuelas han ido un paso más allá siendo de puertas abiertas. Creo que las familias deben tener cabida en las escuelas, pero no soy ajena al debate que plantea los límites ¿hay decisiones sobre las que no deberían participar las familias? ¿Cuales? Dos casos para el debate:
    – Idioma de escolarización. En el año 2009, el gobierno autonómico de Galicia impulsó una encuesta a las familias sobre sus preferencias en relación al idioma vehicular de enseñanza. En la actualidad el idioma a emplear en las aulas de educación infantil depende de la elección mayoritaria hecha por las familias del alumnado escolarizado.
    – Jornada escolar. No existen evidencias que indiquen que la jornada compacta mejore el rendimiento académico, ni que sirva para mejorar la organización cotidiana, ni el tiempo que pasan en familia (como muestra el informe “A les tres a casa? L’impacte social i educatiu de la jornada escolar contínua” de la Fundació Jaume Bofill), pero sigue siendo la opción mayoritaria.

    • monsalud2013 dijo:

      Hola a todos/as:
      En primer lugar, señalar que los vídeos me han parecido muy clarificadores e interesantes (de hecho, he anotado las direcciones para utilizarlos en clase). Estoy plenamente de acuerdo con las ideas que aportáis al respecto de los mismos y no quisiera reiterar, de manera que sólo quisiera enfatizar la urgente necesidad de “transformación” que requiere nuestra actual escuela. A la luz de la pregunta que encabeza este evento (“¿Está fracasando la escuela como institución sociocultural?”), ambos vídeos nos dan bastantes claves al respecto. Parece que seguimos anclados en un modelo de escuela basado en la memorización y la reproducción (propias de una sociedad industrial), que poco o nada nos sirven en la sociedad de la información y la comunicación en la que nos encontramos. De este modelo, debemos pasar a un modelo basado en lo que Pérez Gómez, Á. I. (2007; 2008), entre otros autores/as, denomina “competencias educativas”, como ya se nos planteara desde el propio Informe DeSeCo (2005). Las competencias educativas según el profesor Ángel Pérez se consideran “sistemas complejos de pensamiento y acción”. Debemos entenderlas, pues, como una combinación de conocimientos, habilidades, actitudes, valores y emociones, para entender la realidad en la que vivimos y definir cómo vivir en ella (actuar). Las competencias educativas, en definitiva, están relacionadas con la satisfacción de las necesidades e intereses de los sujetos y están vinculadas a un proyecto de vida, como se nos indica en ambos vídeos. Os dejo el enlace de una entrevista al profesor Pérez Gómez, Á. I. en la que explica estas cuestiones de forma muy clara: http://www.youtube.com/watch?v=lEF2BCrmDPY
      Nos seguimos leyendo! Un saludo! Monsalud

  2. Ambos videos expresan la necesidad del cambio de la escuela hegemónica que tenemos a una escuela que se amolde a las necesidades de la sociedad actual y sus particularidades. Inciden en la herencia de la anquilosada escuela moderna basada en un modelo económico industrial (para fabricar cosas) y que requería de estrategias ‘didácticas’, basadas en la repetición, la memoria, el control y un tipo de organización específico.

    Ante estas ideas cabe hueco para entender que efectivamente la escuela está en crisis y que fracasa en la construcción de un conocimiento relacional y un tipo de sociedad basada en valores ‘educativos’, tales como la diversidad, la enmancipación, etc. Aunque si es, desgraciadamente, efectiva para el modelo dominante basado en el control, la selección, la discriminación, etc.

    El conocimiento es un arma que sirve y ha servido en muchas ocasiones al ser humano para liberarse, para crecer… pero hay una idea que conectado con lo anterior y que aparece sobre todo en el primer video, es el de la ‘ley de selva’, o sea, la cultura a la supervivencia. Este es el acto más discriminatorio que podemos enfrentarnos en la sociedad actual, donde hay recursos y alternativas para equilibrar un modelo donde todas las personas puedan tener cabida; y para eso deberían servir la ciencia, la escuela… en definitiva las instituciones actuales.

    Bajo el lema de ‘igualdad de oportunidades’, al entender la escuela como un modelo único para todo el mundo (donde la diversidad es inevitable y natural), se genera esta idea de discriminación. No es cierto el discurso de la igualdad, hay que recurrir a ideas que den un vuelco tales como la justicia. La escuela se concibe como una herramienta para generar oportunidades.. mi pregunta sería ¿para quiénes? y ¿qué oportunidades?ç

    Por otro lado, hay un idea que me parece imprescindible adoptar como trabajadores y trabajadoras de la educación, como padres y madres, como sociedad… y es la idea, que aparece espcificamente en el segundo video, de felicidad. La felicidad, muchas de las tradiciones filosóficas lo sostienen, es sin duda el sentido primero y último del ser humano, y que va de la mano de la idea antes expuesta del conocimiento para la libertad. ¿La escuela por qué debe basarse en la repetición, el aburrimiento, el esfuerzo sin crítica…? En muchas ocasiones gran parte de las horas escolares, que son muchas, son momentos donde la creatividad, el crecimiento se ven aturdidos. T

    Diariamente, y cabe hacer una mención expresa a la actual crisis a lo que nos somenten, nos vemos dependientes de situaciones a las que preferiríamso no estar; nos vemos conducidos a formas de vida que no dejan espacio a al creatividad, al libre desarrollo y uso del tiempo… parece que la libertad (en tiempo, espacios, ideas…) es cosa de ricos…

    Sin duda hace falta un cambio.

    Saludos

  3. Rosa Mª Rodríguez Izquierdo dijo:

    Me han parecido muy pertinentes los vídeos que se plantean para empezar este webinar. El de REDES lo trabajo en clase con mis estudiantes y a lo largo del tiempo estas son algunas cuestiones que en debate con ellos me suscitan.
    1. La primera es que el aula ya hace tiempo que dejó de ser el único centro de los aprendizajes. ES algo sabido por todos pero que muchos no se han dado cuenta o no saben/sabemos como acoger otros aprendizajes que los estudiantes hacen fuera del aula para trabajar con ellos y a partir de ellos y así acercar la escuela más a la vida real para que exista menos brecha entre lo que ocurre fuera y dentro. Porque ya no haya fronteras y los aprendizajes son invisibles. En palabras de Castels buscar más la correlación entre lo que ocurre en el aula, el domicilio y la calle. Y yo añadiría, y en el ciberespacio donde hoy en día se mueven muchos estudiantes.
    2. Este vídeo y el webinar también creo que nos ofrece la posibilidad de plantearnos lo esencial,Es decir, reflexionar sobre para qué educar y cuáles son las finalidades de la educación en el siglo XXI. Hemos hablado mucho de las competencias pero creo que todo este debate teórico aún no ha penetrado las aulas y se siguen centrando en competencias aptas para otros tiempos pero no para los que corre. Otra brecha. O si queremos, otro frente o desafío.
    3. Esto nos lleva al cómo se enseña. Si compartimos una determinada filosofía de la educación, cosa ya difícil, hemos de buscar nuevas metodologías, herramientas, dinámicas y establecer otros ambientes formativos. Más desde la proximidad, lo emocional, lo participativo, entre iguales…. Y para que esto no sea superficial deben caer muchas estructuras rígidas y cambiar nuestras mentalidades.
    De momento, estas son mis aportaciones al hilo de los vídeos. Seguimos en otro momento.
    Rosa Mª Rodríguez Izquierdo

  4. Leonor Rizzi dijo:

    Comparto plenamente el planteo de Verónica, en el sentido del para que educar. Recuperar la escuela com espacio de lo público, el encuentro con el “otro” que me permite ser. Ese espacio donde se recupere la dimensión pedagógica pensada en términos de Freire, donde todos aprendemos a gestar un mundo mejor.

  5. tictic2024 dijo:

    Interesantes y complementarios los dos vídeos con los que se abre este foro. En especial porque abordan puntos clave de la problemática educativa actual.

    Memorización de contenidos contra desarrollo de habilidades; evaluación, si bien siempre necesaria, no bajo los estándares del sistema actual; didáctica fuera de contexto; política educativa regida por patrones dictados por las instancias económicas; factores todos ellos que provocan una formación parcial de los sujetos; altos índices de deserción por no encontrarle sentido a lo que se hace en las escuelas; y si a esto le agregamos las problemáticas específicas como la que tenemos en México podemos entender por qué se requiere un nuevo modelo educativo con nuevas perspectivas, nuevos enfoques.

    El primer vídeo hace alusión a una problemática real y de manera crítica y creativa señala a una sociedad que sólo ve y valora un aspecto del desarrollo del individuo y estandariza la evaluación. Eres si yo sistema te apruebo bajo mis criterios; eres sí y sólo si cumples con mis normas. Yo sistema defino lo que es un individuo exitoso a partir de mis intereses, nunca a partir de lo que cada individuo es, quiere y puede ser.

    Acerca de las alternativas por supuesto que las hay. No es fácil el camino pues es ir en contra de un sistema anquilosado y definido por las esferas del poder tanto político como económico.

    Estos espacios son precisamente los que pueden ayudar a clarificar las problemáticas que seguramente nos serán más comunes en todos los países, incluso más de lo que podemos creer. Pero ahí es donde está la fortaleza para encontrar esas alternativas en un ejerció de trabajo colaborativo que nos permita discutir y concluir lo que podemos hacer para realmente poder saltar a una educación de y para el desarrollo más humano (en su sentido más amplio) que permita construir una mejor sociedad.

  6. Verónica Walker dijo:

    Hola a tod@s:
    De los diferentes temas que se abordan a lo largo de los videos, quisiera detenerme en la relación entre el sistema educativo y el mercado de trabajo. Me parece que se trata una cuestión central ya que la necesidad de formar trabajadores más o menos cualificados (‘obedientes’, ‘capaces’, ‘competentes’ o ‘empleables’, según la época) ha sido históricamente el propósito -más o menos explícito- de la escuela como institución. De modo, que dicha relación atañe al ‘para qué’ educar, ‘para qué’ formar.
    Cuando el segundo video comienza justificando la necesidad de pensar en una nueva educación para una nueva sociedad ‘de servicios y de la información’ (ya no industrial, basada en la producción masiva de objetos) me fue inevitable pensar si, entonces, lo que allí se proponía (‘la creatividad como motor’ para ‘oficios más acordes al siglo XXI’) no seguía siendo más de lo mismo: formar para una nueva economía, que ya no requiere obreros obedientes y capaces de realizar una actividad determinada sino empleados ‘creativos’ y ‘emprendedores’ (como ahora se está comenzando a decir).
    Tal vez pueda considerarse ésta una visión pesimista (puede que lo sea) pero la comparto para poder revisarla a la vista de lo que todos aporten durante estos días de encuentro. Lo planteo ya tuvimos nuestros conceptos estrellas en el campo de la educación (extrapolados de otros campos, como ‘evaluación’, ‘calidad’, ‘eficiencia’ y ‘eficacia’) y los hemos adoptado bastante acríticamente (¿cómo sospechar de la evaluación que se dice implementar para mejorar?, ¿Cómo oponerse a una educación de calidad?, ¿Por qué no hacer un uso eficiente de los recursos?). Ya tenemos experiencia en el campo educativo (del país que sea, yo soy argentina) de discursos que han servido para legitimar otros fines diferentes a los explicitados. No estoy queriendo decir con esto que conceptos como ‘creatividad’, ‘emoción’, ‘talento’ (bueno, talento lo obvio…) no son relevantes, o no dan cuenta de cuestiones relevantes…No digo eso. Lo que planteo (de manera más interrogativa que afirmativa) es si no necesitamos más que pensar en cómo motivar, qué hacer para desarrollar la creatividad, cómo despertar la pasión, etc., reflexionar ‘para qué’ hacer todo eso. Y con esto vuelvo a lo que planteaba en el primer párrafo…A veces pienso que necesario que ‘nos salgamos’ de la mera relación entre la escuela y el mercado de trabajo (y puede suceder que, a pesar de conceptos nuevos, sigamos centrados en qué tipo de trabajadores debemos formar) y pensemos en un ‘para qué’ en sentido amplio…Creo que ese debate nos lo debemos: para qué educar. Porque una cosa es formar sujetos felices, pasionales y creativos para una economía que así lo requiere (más adelante requerirá otras capacidades o competencias y allí iremos defendiendo esas banderas) y otra cosa distinta es formar sujetos felices, pasionales y creativos ‘per se’. Sujetos felices y comprometidos que busquen, por ejemplo, una sociedad más justa…Y aquí la escuela tiene mucha potencialidad porque sigue siendo ‘lugar de encuentro con otros’… Y aunque en países como el mío, en los últimos años esté operando una suerte de ‘guetización’ (alumnos de ‘clase social alta’ van a determinadas escuelas y grupos de sectores populares a otras) y la escuela pública ‘ya no es lo que era’ (en términos de lugar de encuentro de diferentes sectores) creo que se la debe recuperar en ese sentido…Por eso, creo que lo que está en crisis es el modelo pedagógico escolar (y debamos pensar otro) pero eso no nos debe llevar a ver en la escuela el germen de todo mal…La escuela sigue siendo un ‘lugar de encuentro con otros’ desde el que se puede contribuir en la construcción de esa sociedad que añoramos …Pero, ¿tenemos claro cuál es esa sociedad que queremos? ¿Sabemos cuál es ese ‘para qué’?
    Bueno, con más dudas que certezas dejo esta intervención aquí…

  7. anaiglesias dijo:

    Realmente interesantes los videos y muy clarificadores. Es curioso que todos ellos se centren en las capacidades que cada persona posee y puede desarrollar (competencias) y no en las dificultades que es en lo que tendemos a fijar nuestra atención (discapacidades). La motivación viene dada por la aplicación práctica que hagamos de aquello que queremos enseñar o aprender, de la alegría con la que lo hagamos y si, verdaderamente, creemos en nuestro trabajo.
    Estoy de acuerdo con Ana Almudena Jurado cuando dice que “un primer paso es que seamos capaces de ver y asumir que hay jóvenes que se aburren en nuestras clases y tratar de mejorar esta realidad”, esa es la clave. En nuestras manos está que se produzca el cambio.

  8. Reflexionar y cuestionarte qué está pasando y qué se podría mejorar o, directamente, cambiar, a través de lo expuesto en dos vídeos (que insisten en que los jóvenes no están motivados en la escuela) es un buen ejercicio para empezar el día. Porque plantearse un problema que despierta en ti alguna necesidad es, precisamente, lo que afirman estos alumnos que les falta: no existe pasión en las aulas. Y es verdad que en la educación, como en los demás aspectos de la vida, sin pasión, sin motivación, no hay imaginación, ni creación, ni disfrute (y profesores veteranos que conozco reconocen que, parte del éxito, está en saber disfrutar, en educar desde la alegría; pues, según estos materiales audiovisuales, es un gran inconveniente ver y sentir la escuela como una obligación).

    En este sentido, la creación y la experiencia te hacen plantearte un problema, retar qué camino seguir para lograr lo que te has propuesto. Pero en las aulas cada vez parece que se crea menos. Siento que en pleno siglo XXI tampoco se ha avanzado tanto desde esa educación unidireccional del maestro que manda y ordena a sus alumnos. Lo que se hace más es reproducir que crear. Sin embargo, sabemos que los verdaderos protagonistas del procesos de enseñanza-aprendizaje deben ser ellos, los alumnos. Hay que buscar alternativas para despertar su interés, para que ellos mismos construyan, se equivoquen, vean en los errores (tan ‘temidos’ en los llamados exámenes), no un problema, sino una oportunidad para aprender, etc. No sé… Desde mi humilde opinión, existen herramientas lejanas al examen (partiendo de que éste no debe ser el único material de evaluación) como el trabajo colaborativo o trabajar por proyectos que pueden potenciar esas habilidades y competencias que serán tan fundamentales para los alumnos y más enriquecedoras. ¿Dónde queda ese modelo emerec de la era de la información y la comunicación?

    Claro que este proceso no es nada fácil (nadie dijo que lo fuera). En este proceso, como dicen los compañeros, debemos afrontar muchas realidades, el problema de la heterogeneidad y diversidad del micro-mundo que supone una clase de 30 alumnos (cada vez más numerosa y, como afirman, con más diferencias). Sin olvidar que en esta escuela hay más agentes implicados aparte de los profesores y los alumnos, como los padres o esos otros ‘agentes’ que actualmente dictan, reforman, hacen y deshacen leyes sin más, sin tener consciencia de la realidad del aula. Y luego está esa ‘empleabilidad’ que, pienso, depende más de los intereses del mercado. Otra cuestión sería esa relación entre educación y trabajo/mercado. Porque según las transformaciones actuales y vertiginosas, se puede comenzar a ver que hoy una empresa demanda un perfil X con tales competencias, pero mañana quiere otro perfil totalmente distinto.

    Un primer paso es que seamos capaces de ver y asumir que hay jóvenes que se aburren en nuestras clases y tratar de mejorar esta realidad. ¿Cómo? No lo sé. Por eso el debate está servido…

  9. Laura Pérez Granados dijo:

    Excelentes videos que resumen sin artificios muchos de los temas clave para comprender la desconexión que actualmente hay entre la escuela y la sociedad. El mensaje no puede ser más alentador cuando ambos afirman que los niños se aburren en la escuela, que no aprenden nada útil para su día a día y lo que es también importante, se les intenta clasificar en función de una nota, se les pone a prueba de la misma manera y no se les deja pensar por sí mismos.

    El chico del video es muy clarificador cuando dice que todos tenemos distintas habilidades, experiencias, conocimientos,…y que la escuela no prepara para la supervivencia. Desde luego, las necesidades de nuestros jóvenes han cambiado y la escuela debería ser coherente con ellas. La ‘empleabilidad’ es un término que deberemos que tener muy presente porque es una realidad y el ciudadano del siglo 21 tiene que disponer de una serie de competencias que le serán útiles a lo largo de toda su vida, la mera acumulación de datos, fechas o acontecimientos ya no es suficiente.

    Por último, y para no hacer muy larga mi intervención, en respuesta a la cuestión sobre si ¿tenemos alternativas? Mi opinión es que SÍ las hay, sobre todo contamos con muchos docentes que a pesar de todo mantienen su entusiasmo intacto y cada día van a trabajar pensando en sus estudiantes y en sacar lo mejor de ellos. Para mí, una de las cuestiones clave es la dificultad para diseñar mecanismos de evaluación que no solo tengan en cuenta conocimientos académicos sino también habilidades interpersonales.

    Saludos.

    • Maite dijo:

      Estoy muy de acuerdo con lo que dices sobre la evaluación. Si se trata de poner etiquetas o si las personas nos empeñamos en ir contracorriente y no aprender de las nuevas generaciones estaremos en condiciones de fracasar. Sin embargo, los profesores podemos descifrar los nuevos códigos y las formas de interactuar que pueden dar la clave para seguir relacionando experiencia, madurez y nuevas tendencias en la forma de aprender y cómo se quiere aprender. Soy todavía una de las profesoras que creo en las buenas prácticas y en la búsqueda conjunta de ellas. El sistema educativo impone modos de hacer, según los modelos dominantes, pero los profesores de a “pie de obra” somos personas en constante renovación en el propio aula. Saber leer los nuevos estilos educativos es una cuestión de aula.

  10. Varias cosas. Primero, muy interesantes los vídeos, sobre todo el primero. Fuerte, realista y encima con ritmo. Segundo, las problemáticas que plantean se pueden leer a varios niveles (sociales, culturales, institucionales, etc.); personalmente el que más me interroga es el inter-subjetivo. No soy muy grande (tengo 33 años) pero siento que cada vez me separa un abismo más grande de los chicos y chicas con lxs que tengo que relacionarme en mi tarea cotidiana. El puente inter-generacional parece estar más roto que nunca.
    Otra cuestión importante (a la que no aluden, por lo menos directamente, los vídeos) y que dificulta más el asunto, son las desigualdades sociales. En un contexto donde se va a dar un fuerte crecimiento de las diferencias entre los que más y menos tienen, el quiebre puede ser aun mayor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s