Conclusiones

1371483348_communicationLo primero que queremos hacer desde la organización del webinar, es agradecer la gran participación durante todo este #webinarid que tantos y buenos comentarios nos ha dejado  (a día de hoy hemos alcanzado las 11.000 visitas y los 350 comentarios). Hemos compartido ideas, preguntas, respuestas… y ha llegado el momento de elaborar las conclusiones.

Si bien comenzamos este webinar con dos vídeos con los que animamos el debate de este webinar, queremos, “casi terminar”, con un foro de debate en el que todos y cada uno de los y las participantes nos muestren sus dos o tres conclusiones destacables en relación a la pregunta ¿está fracasando la escuela como institución sociocultural?

Para cumplimentar esta última “tarea” del #webinarid te pedimos dos cosas:

  1. Comienza tu redacción con tu nombre y apellidos. Esto es importante, ya que será el nombre con el que te enviaremos el certificado de participación en este Webinar.
  2. Te pedimos que las conclusiones sean breves y concisas.

Las conclusiones se podrán enviar hasta el día 20 de junio

66 respuestas a Conclusiones

  1. Jesús Conde Jiménez
    Conclusiones…
    Buenas tardes a todas y a todos, primeramente me gustaría agradecer a todos los ponentes y participantes de este webinar, así como a todo el equipo encargado de la organización. Considero que este espacio ha permitido encontrarnos a distintos agentes que trabajamos en el ámbito educativo favoreciendo una conexión cultural docente, es decir, se ha generado un discurso que aunque a veces divergía en contenido y forma, convergía en la construcción de una identidad docente compartida, en la que a pesar de las distintas ideas de cada uno, se hacía latente la concepción de ir todos a una en la mejora de la educación paliando el fracaso escolar, en este caso. Sobre la temática en cuestión se ofrecen distintas propuesta y se manifiesta el interés y la preocupación para que lo que existe se transforme, así que pienso que hay una actitud crítica de mejora en la que hay interés de seguir trabajando, al menos por parte del sector de los agentes educativos que han participado en este encuentro (Me gustaría haber escuchado la voz de otros). Esto no acaba aquí sino que tenemos que seguir trabajando, pero este espacio nos ha hecho ver que no estamos solos.

  2. Mª Dolores Fernández Tilve dijo:

    Mª DOLORES FERNÁNDEZ TILVE
    Después de compartir tantas reflexiones y valoraciones a lo largo de estos días en Webinar pienso que tenemos que repensar todo lo trabajado hasta ahora. Es hora de creer que ello es posible, a pesar de que hay mucho por hacer. El camino: la discusión colegiada. Las utopías son posibles. Hay que perder el miedo.

  3. Ramón Montes Rodríguez. Conclusiones del webinar.

    En primer lugar, dar las gracias a toda la organización que ha hecho posible este encuentro virtual, tan educativo como nutritivo, y a todos los ponentes/participantes de estas sesiones que han compartido sus ideas y pensamientos sin miedo ni recelo, creyendo en eso que llaman educación horizontal. Gracias a todas y a todos.

    Al igual que ya han expuesto algunos compañeros, comparto la idea de que existe la necesidad de seguir discutiendo y construyendo sobre la cuestión que durante todo el seminario hemos hablado. En algo tan importante como el fracaso de la institución base de nuestro campo profesional no nos podemos dar por vencidos, ni tratar de eludir esa dicotomía posicional que durante estas semanas hemos comprobado en las posturas de los participantes a lo largo de los seminarios, entre el optimismo pedagógico y el pesimismo inducido por la situación. Debido a esto, y viendo que el webinar llega a su fin, me surge una duda terrible: ¿y ahora qué? ¿hacia dónde nos encaminamos? ¿hemos marcado una hoja de ruta común?

    Como educador en formación perenne, mi constante inquietud pedagógica me dice que quizá se abordó la cuestión de forma demasiado amplia, demasiado holismo, sin focalizar en pequeños problemas cuya solución sí está a nuestro alcance, como medidas que desde las distintas posiciones podemos tomar para enmendar el rumbo de este barco antes de que encalle del todo. Acción. La visión holística sobre la cuestión que ha ido tomando el webinar ha servido para aclarar varias dudas, y para entender de forma más íntegra la cuestión, pero he echado en falta algo de operatividad educativa, que se hablara más de futuro y menos de explicar el por qué de la situación.

    Aún así, ha sido una gran experiencia el poder participar en estos foros así como en ambas videoconferencias. Un saludo a todas y todos.

  4. Carmen López Escribano dijo:

    Carmen López Escribano

    En respuesta a la pregunta ¿está fracasando la escuela? diría que en la escuela actual hay tanto experiencias de éxito como de fracaso, no podemos decir que la escuela, así globalmente considerada, esté fracasando. Me parecería importante y necesario analizar experiencias exitosas que pueden ayudarnos a establecer paradigmas más efectivos en la formación del profesorado y en la creación de escuelas exitosas. Son muchas las variables, como hemos visto estos días, que inciden en el día a día escolar, por tanto un cambio de paradigma, como también se ha apuntado, requeriría de una investigación seria y sistemática basada en modelos de sistemas y escuelas exitosas.

  5. Joaquín José Martínez Sánchez
    He tenido la oportunidad de comprobar el alto grado de consenso entre los expertos acerca de los síntomas y las causas de la marginación sistémica de una parte de la población escolar en España.
    Todas las ponencias se han referido al modo en que se forman -o dejan de hacerlo- los docentes en nuestro país. Cada uno/a a su manera, han descrito los modales con que se construye un sistema de selección y estratificación del alumnado, contra los fundamentos de la educación pública y universal, que pretende garantizar exactamente lo contrario: el desarrollo de capacidades para ejercer la libertad o de competencias para socializarse en toda la infancia de un país.
    También se ha comentado que la (pen)última reforma educativa pone en peligro esa comprensividad, que no fue inventada por un gobierno en particular, sino por una sociedad en proceso hacia/dentro de la democracia. Sin embargo, es más que dudoso que ese ideal haya obtenido nunca el refrendo de la comunidad docente, ni aun de la comunidad discente. Hay una ideología muy poderosa que hace descansar el porvenir de unos en la exclusión de los otros.
    Así pues, en vez de culpar a los expulsados de su expulsión (lo cual se hace día tras día en las aulas a través de procedimientos “legales”), la solución pasa por responsabilizar a los docentes de su formación permanente (creo que debería ser obligatoria, al menos durante una década), presionar políticamente a la administración para que garantice la formación pedagógica inicial del profesorado en todos los niveles y compruebe objetivamente su vocación, además de sus conocimientos disciplinares; y, por último, dar un paso más allá en los procesos democráticos de gestión del aprendizaje en marcos formales, por medio de la comunidad con las familias (comunidad de aprendizaje), la participación activa del alumnado en su aprendizaje (PBL) y la apertura de los centros. Es algo más que “rendir cuentas”, porque las cuentas están amañadas desde el principio, entre zonas deprimidas y barrios de lujo.
    Las redes sociales permiten que otras personas, fuera de los muros, intervengan facilitando el aprendizaje como dinamizadores de comunidad, curadores, aprendices/docentes, testigos, jugadores en simulaciones o iniciadores reales. ¿Será otra fase de la Ilustración que nunca acaba o de la modernidad que ha de domesticar la modernización? Yo creo que sí, si queremos que así sea. Lo estamos intentando, apenas en los comienzos, a través de un proyecto de educación expandida: “El Barco del Exilio”. La educación puede ser un escenario abierto. Imagina.

  6. Rosa Mª Rodríguez Izquierdo dijo:

    Rosa Mª Rodríguez Izquierdo
    1. Desdde mi punto de vista todavía queda mucho por discutir en torno a la cuestión planteada. Me dio la sensación de que tenemos dos posturas: los optimistas y los pesimistas pedagógicos. O lo que es lo mismo, la botella medio llena o medio vacía. Por lo que se aportaron análisis interesantes pero como dice la compañera demasiado globales y centrándose en cosas muy diferentes. La conclusión es que queda por profundizar más para llegar a acuerdos compartidos y construidos. El seminario fue muy interesante pero corto. La cuestión es demasiado compleja y tiene muchas aristas desde las que mirar. Como dijeron algunos compañeros/as si queremos contestar a esta pregunta desde un contexto más amplio pues faltaron intervenciones desde otros contextos geográficos. Aún desde el mero contexto español no creo que se agotó el debate.

    2. Que como pedagogos/as o educadores profesionales no compartimos una nomenclatura básica por lo que es difícil entendernos cuando dialogamos. A veces, hablamos de educación como equivalente a sistema educativo. Otras de educación como equivalente a enseñanza. o de educación equivalente a escuela…..

    3. Personalmente creo en la educación. Me dedico a ello por convicción y vocación. Es obvio redundar en que no es sólo útil sino un derecho que cambia la vida de las personas y de los pueblos pero que la escuela, tal y como la conocemos hoy, y salvo raras excepciones -que también las hay-, al menos desde el contexto español desde el que hablo está fracasando con la mayor parte del alumnado y con los que no fracasa (bien porque está motivado o reciben ayuda externa de la familia, la comunidad, etc.-.) es no gracias al sistema sino que ese alumnado aprendería donde fuera -y más hoy en día con las tic al alcance de la mano de quien tiene curiosidad y se hace preguntas y sabe como indagar porque algo le interesa sinceramente. Y ese fracaso de la escuela es a pesar de los enormes esfuerzos de mucho profesorado pero que no siempre es coordinado o compartido en un proyecto conjunto y colaborativo y, por lo tanto, no da sus frutos.

  7. Hola

    Un rotundo si , al fracaso de la escuela . Salvo contadas excepciones como las Comunidades de Aprendizaje (http://www.comunidadesdeaprendizaje.net/) y algún micro más ,gestionado por proyectos educativos donde trabajan con proyectos y profesores muy comprometidos con ese proyecto y la comunidad educativa perteneciente a ese micro.

    Coincido con J.M. Álvarez que se nos vende este discurso porque interesa debilitar aún más la E.pública ; pero eso no minimiza un hecho contrastable para mí.

    Mientras tengamos un Curriculum que no pertañe a la “sociedad del conocimiento” a la cual pertenecemos .Por ejemplo con asignaturas obligatorias como : programación y más peso de los idiomas (2 idiomas y no sólo uno y más horas para estos ). Seguiremos en el paradigma industrial.Además, ¿ creen que si hubiéramos generado una sociedad de masa crítica estaríamos en el punto que nos encontramos ahora?. No somos culpables es obvio pero si co-respensables en algún sentido. Educar, más en modelos conductistas (que contructivistas o mejor si cabe construccionistas ) [ http://creciendoenlaentrega.blogspot.com.es/2011/07/kenneth-j-gergen-construccionismo.html ] durante mucho tiempo ( o demasiadas horas diarias por algunos profesionales) crea una sociedad que se mueve más por la zanahoria que por un procomún de librepensadores.

    Si realizo un DAFO veo más debilidades que fortalezas. Por lo tanto la balanza hacia el fracaso y a más inri las mejoras, en una España donde la educación está politizada , tienen difícil cabida…nos toca estar sumidos en una crisis sistémica , donde todo requiere de un nuevo orden.

    Qué resumo a pesar de ser reduccionista en 2 pilares básicos:
    1.Como dice Peter Senge en -La Quinta Disciplina-:
    “Ya no basta con tener una persona que aprenda para la organización… Ya no es
    posible “otear el panorama” y ordenar a los demás que sigan las órdenes del “gran
    estratega”. Las organizaciones que cobrarán relevancia en el futuro serán las que
    descubran cómo aprovechar el entusiasmo y la capacidad de aprendizaje de la gente en
    todos los niveles de la organización” (Senge, 1992).

    2.La reforma de la formación del profesorado siguen estando presente,aunque haya habido alguna mejora , las investigaciones o la práctica no han permitido generar avances sustanciales. Pues vemos que muchas de las prácticas más tradicionales permanecen.

    Muchas gracias por este evento propio a la sociedad del conocimiento , y también mi agradecimiento a todos los compañeros por sus redes hipervinculadas . ¿ Seremos capaces de crear nodos, nuevos mapas y planos para- nuevas comunidades – ? ¡¡ seguro que sí !!

    Carmen Viejo Díaz

  8. Paloma López-Reillo dijo:

    Paloma López-Reillo
    1. Existe un gran acuerdo en el diagnóstico de los motivos que llevan a la escuela a fracasar como institución sociocultural.
    2. Las propuestas de mejora siguen siendo todavía demasiado globales, desde mi punto de vista.
    3. Se abre una línea de trabajo en torno a la reflexión sobre la concreción de esas propuestas, tal vez, en foros específicos para cada una de ellas (pero conectados entre sí).

  9. Mis tres conclusiones (he intentado ser breve, pero la pregunta es muy amplia):

    1) La Escuela tal y como la conocemos, es una institución que surgió hace un par de siglos en un contexto muy diferente al actual. Ha cumplido con funciones socioculturales destacadas como la alfabetización, la transmisión del conocimiento, la socialización, la cualificación profesional y la progresiva extensión del derecho a la educación a un número más amplio de personas. Por tanto, desde mi punto de vista, hablar sólo de fracaso supone obviar y menospreciar todos los avances.

    2) Los retos que la sociedad ha ido pidiendo a la Escuela han variado mucho en los últimos años. La Escuela certificará su fracaso si no responde a las demandas de la nueva sociedad y de los alumnos. Entre ellas, destaco dos que me parecen centrales: 1) La necesidad de cambiar el modelo transmisivo tradicional por uno que asuma la cantidad de conocimiento disponible fuera del contexto escolar y dé valor a los docentes como orientadores-guías del aprendizaje; y 2) La autoexigencia básica central que debería aceptar el sistema escolar es aumentar la participación y su capacidad para atender a la diversidad de intereses, necesidades, realidades del alumnado. Los éxitos de la Escuela no serán tales si se deja de lado la inclusión.

    3) Concluyo con la convicción en que la innovación y la mejora de Escuela como institución sociocultural son posibles. Frente a la dejadez que supondría quedarse sentados a esperar que todas las partes implicadas nos pongamos de acuerdo, creo firmemente en el potencial de “contagio” de los cambios que podemos producir cada día con nuestra práctica y compromiso con la educación.

    PD: Un placer haber participado en este curso, espero tomar parte en otros similares.
    Por si a alguien le interesa:

    – He recogido gran parte de los tuits de los debates de este curso a través de Storify http://storify.com/alb_del_mazo/webinarid-2013

    – También he compartido en mi blog las notas que he ido tomando:
    http://queduquequeducuando.blogspot.com.es/search/label/webinarid2013

  10. ALICIA GONZÁLEZ PÉREZ dijo:

    Me gustaría compartir la definición sobre fracaso que se ha manejado en el Foro celebrado en Sevilla en octubre 2012, Manifiesto: Por otra política educativa, Ediciones Morata [Página web del Foro: porotrapoliticaeducativa.org]
    El fracaso no es anónimo; tiene nombre, historia y cultura. No se produce súbitamente. Es el resultado de un proceso que se puede identificar y prever. Tiene que ver con el tipo de contenido, descontextualizado y sin sentido, que se enseña y evalúa y con un proceso de enseñanza y aprendizaje que no facilita ni promueve que el alumnado establezca conexiones y elabore sus propios significados y conocimientos.

Los comentarios están cerrados.